EDICIONES SOMOS POESÍA NUEVA PSICOLOGÍA TODOS SOMOS CLUB SOMOS
 
 
 
Síguenos en:
Actualidad SOMOS /Blog
facebook   twitter
 

Todos SOMOS es una revista que trata los más diversos temas del ámbito personal, social y familiar desde el punto de vista de la psicología, exponiendo con un lenguaje claro y conciso cuáles suelen ser las causas y las soluciones más habituales para la problemática tratada en la actualidad.

En estas páginas podrás ver las portadas de todos los números aparecidos hasta el momento, así como sus índices y una serie de artículos seleccionados para que puedas apreciar el contenido general de la publicación.

Todos SOMOS desarrolla temas de salud, relaciones, educación, cultura, ocio y calidad de vida

 
 
Número 24
Número 23
Número 22
Número 21
Número 20
Número 19
Número 18
Número 17
Número 16
Número 15
Número 14
Número 13
Número 12
Número 11
Número 10
Número 9
Número 8
Número 7
Número 6
Número 5
Número 4
Número 3
Número 2
Número 1
 
¿Quieres
contarnos algo?
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Equipo Directivo
Editora y Directora:
Mª Carmen Álvarez González
Subdirectores:
Antonio P.Pérez Jiménez
Isabel Vázquez Salinas
 

NÚMERO 2
DIMENSIONES: 15x21cm.
PÁGINAS: 52
PRECIO: 4,5 €

 

NÚMERO 2
SUMARIO
Cerebro y conducta
Así funciona nuestro cerebro
Educación
A vueltas con la educación
¿Cómo afrontarlo?
Entrevista
Javier Urra
Vértices
Niños, adolescentes y jóvenes ante el alcohol
Asociaciones para problemas de alcoholismo
Cáncer, ¿Nuestro fiel enemigo?
Experiencias Vitales
En mi vida de pareja(2)
Cuando una mascota se va
Relaciones
Sé tú mismo
El comportamiento y las emociones
Creía que conocía a mi pareja
Generaciones
Paternidad-Maternidad
Vida activa en la tercera edad
La voz del lector
Preguntas y respuestas
Sexualidad

El despertar de la sexualidad
Calidad de vida
Microorganismos en la alimentación
¿Disfruta de su salón?

 
 
 
 

El ALCOHOL. Niños adolescentes y jóvenes
José Yela López. Psicólogo clínico. Especialista en alcoholismo

Estadísticas recientes ofrecidas por la Consejería de Sanidad de la Comunidad Autónoma de Madrid -Coincidentes con las de otras comunidades autónomas- dicen que, de el 13,7% de los jóvenes madrileños de 15 a 16 años realiza consumos de alcohol que, de continuarse de modo sostenido, "van a suponer riesgos evidentes para su organismo"". Un 27,% de los jóvenes son "no consumidores"; un 58,5% "consumidores moderados", y la edad de inicio del consumo habitual de alcohol se sitúa en los 14 años.
En cuanto a la población adulta (18 a 64), el 38,2% son "no consumidores", el 56,8% "consumidores moderados" y el 5% "consumidores de riesgo".

La cultura del ALCOHOL. El consumo de bebidas alcohólicas forma parte de los usos y las costumbres profundamente arraigadas en nuestro medio social. Nuestro país ostenta uno de los primeros puestos en el porcentaje de adictos al alcohol. Hace algunos años que el Dr. Schüller, ex-rector de la Universidad Complutense, afirmaba que "España es el segundo país del mundo en mortalidad a causa del alcohol".

En general, el consumo de alcohol ha descendido entre la población en los últimos años -aumenta la población abstemia y disminuye el porcentaje de bebedores excesivos -. Lo que ocurre, y convierte en un grave problema de salud pública el alcohol, es precisamente el patrón juvenil. El modo de beber de los jóvenes ha producido desde la década de los 80 un gran desconcierto y ha generado "una situación de alarma social", sobre todo por el consumo excesivo y compulsivo que los jóvenes concentran en los fines de semana, con ciertas notas de falta de autocontrol.
Droga-alcohol. El alcohol es una droga legal, barata y catártica que forma parte de nuestra cultura. Se presenta como un elemento omnipresente e indispensable en la socialización de los jóvenes. Es fuente de placer y sustancia integradora que permite tolerar conductas "intolerables" sin su presencia e ingesta.

Las estadísticas confirman que un 14% de los jóvenes realizan un consumo de riesgo, particularmente los fines de semana, y un 55% se han emborrachado alguna vez antes de los 16 años; precisamente en la adolescencia que es una etapa del desarrollo psico-evolutivo en la que se diversifica la inteligencia y aptitudes, se conforma la personalidad, se afirman los deseos de libertad e independencia, se solidifican los hábitos, se afirman los intereses profesionales y sociales, se descubre a los seres humanos y se tiende a la búsqueda de la felicidad...

Pero conviene reseñar que en la conceptualización de droga no es lo mismo el consumo del vino de forma ritualizada , pautada y controlada en el contexto tradicional y alimenticio, propio de los países mediterráneos, que el modo de beber de los países nórdicos y sajones que es el modelo adoptado por los jóvenes -consumo excesivo de alcoholes destilados, mezclas, y en breve espacio temporal- "Salgo para beber y bebo para coger el puntillo". Motivación clara que busca los efectos de la droga y la modificación del estado de ánimo, y como consecuencia, de la conducta.

Siendo cierto que en edades tempranas no se puede hablar de alcoholismo juvenil, sí puede marcar el comienzo de la carrera alcohólica el consumo de alcohol, dada la toxicidad del etanol en un organismo en formación, evolución y desarrollo. Según la Organización Mundial de la Salud, éste "no está preparado adecuadamente para metabolizar el alcohol hasta los 16-18 años".

Características del consumo de alcohol entre jóvenes
 * Disminuye la edad de iniciación en el consumo y aumenta la graduación de las bebidas (Entre los 10 y 15 años un 36,85%; entre los 16 y 20 años, 36,97%; antes de los 10, 11,52%. Edad media 13,7 años).
* Se incorporan las chicas al consumo y el porcentaje de asistencias a discotecas es superior casi en un 33% al de los chicos. Entre bares y discotecas llenan su ocio un 38,16% de los jóvenes.
* Las formas de ingesta han variado: estómago vacío, calidades dudosas de las clases de bebidas, mezclas y combinados, circunstancias de la luz, sonido e imágenes en locales cerrados, presencia de otras drogas o consumo dual, etc.
* El consumo se realiza entre grupo de iguales (fuera de casa y de la familia). Es un consumo público, lúdico y juvenil, en noches de fines de semana y festivos, de una forma rápida y en ocasiones sin límite.
* Se relaciona el "salir" con beber alcohol, llegando al extremo de que la única forma de divertirse durante el tiempo libre y principalmente los fines de semana, es coger un "punto".
* Se unen también factores como la conducción de vehículos, los desplazamientos, la agresividad y la violencia. En muchas de estas situaciones está presente el alcohol.

Además, condiciona actos, comportamientos y hábitos, actuando como un medio de evasión de la realidad cotidiana, imponiendo sobre esta el principio del placer y adormeciendo la reflexión, la responsabilidad y el cumplimiento de los postuladoS éticos de la dinámica personal, familiar y social.
Ante este panorama de los efectos bio-psico-sociales que provoca el alcohol en la adolescencia y juventud.
¿Cuál es la tarea que deben afrontar padres, educadores, agentes sanitarios y la sociedad en general?

SOLUCIONES
Dado por supuesto que no existen recetas mágicas, sí se pueden ofrecer alternativas al consumo y estrategias para el abordaje de reducción de daños, teniendo en cuenta una serie de principios generales y válidos:
Prevención SÍ, prohibiciones, NO. Dentro de una perspectiva global de la salud, elaborar programas preventivos - no campañas esporádicas - que se lleven a cabo con un seguimiento de resultados en todos los niveles escolares y con la implicación de la familia, la escuela y las instituciones sociales.
Información VERAZ, SERIA, SINCERA, OPORTUNA y EJEMPLAR sobre toxicidad del alcohol y sus consecuencias físicas, psíquicas y sociales en los niños, adolescentes y jóvenes. El organismo no está preparado para eliminar el alcohol y los daños son tanto mayores cuanto menor sea la edad de iniciación y consumo.
Urgir la NORMATIVA vigente sobre la dispensación y consumo de bebidas alcohólicas a menores - 16 o 18 años -. La dosis recomendada para menores es, nada de alcohol; teniendo en cuenta que alcohol es igual a alcohol donde quiera que esté contenido, y que "las drogas legales, pueden ser la antesala de las ilegales". Dr. Freixa.
Ofrecer alternativas al ocio, SIN ALCOHOL. Salir, para muchos jóvenes, es sinónimo de beber y divertirse... Es un espacio de libertad.
Ofrecer alternativas a la "movida juvenil" como las que ya se han iniciado en distintas comunidades: Madrid,  Andalucía, Extremadura, programando actividades deportivas, lúdicas y culturales en polideportivos y centros culturales de los ayuntamientos.

IMPLICAR a toda la sociedad en la solución de este PROBLEMA. En esta tarea deben intervenir la familia, las administraciones, los medios de comunicación, la publicidad, los líderes de opinión - políticos, deportistas, artistas, etc.- y particularmente los propios jóvenes.
Actualmente hay que intentar explicar dos ideas que de forma engañosa se están extendiendo: "Enseñar a beber y responsabilizar de la bebida". Lo que hay que transmitir es una actitud de no consumidor... Es mejor no beber que abusar del alcohol. Exigir "la bebida responsable" a ciertas edades es pedir... "lo más difícil todavía". Frente a la idea de que el alcohol es bueno... el alcohol, cuanto menos mejor.

A la pregunta:
¿Por qué beben los jóvenes?
Un grupo de respuestas está ligado a los mitos y creencias de los efectos positivos y benéficos del alcohol:
- "Me gusta y facilita la digestión"
- "Me gusta y pertenece a nuestra cultura"
- "Es un acto social y cada cosa en su momento"
- "Me produce calor y anima en el trabajo"
- "Bebe mi padre, bebía mi abuelo, bebo yo y haré que beba mi hijo"
- "Me estimula cuando quiero ligar"

Otro grupo responde a los efectos agradables y a la búsqueda de una mayor capacidad de relación:
- "Me gusta, me divierte y me da alegría..."
- "Me pone contenta, estoy "guay" y me da un comportamiento distinto"
- "Me gusta y me divierte, ¡Que me dejen beber en paz!"
- "Asocio el beber a la risa, el beso y la comunicación..."
- "Me gusta el cubata más y más, estoy contenta cuando bebo"

Para otros es un elemento de presión social y del grupo:
- "El alcohol no me gusta, pero si no bebo me tienen por raro. No tengo otra alternativa si quiero ir con mis amigos, por eso bebo..."
- "Bebo por que me empujan mis amigos y compañeros"
- "Bebiendo en reunión no hay problemas... bebo y me lo paso bien"
- "Busco las sensaciones y estoy deseando que llegue el Viernes..."
- "Bebo y bebo, porque los tíos raros no beben"

 Otro grupo se deja llevar por los efectos psicológicos y euforizantes:
- "No me gusta el alcohol, pero sí el "puntillo" que me da..."
- "Sólo busco sensaciones y sentirme bien, así me desahogo..."
- "Bebo por que veo el mundo distinto..."
- "Bebo cuando estoy enfadado para cambiar y sentirme animado..."
- "Bebo para divertirme y evadirme... ligo más"
- "Bebo para olvidar las preocupaciones y sentirme "guay"..."
- "Con un cubata ya estoy contento, con dos cojo el "pedo"."
- "Bebo para relajarme y sentirme bien. Soy muy tímida, tres chupitos me hacen decidida y habladora..."