EDICIONES SOMOS POESÍA NUEVA PSICOLOGÍA TODOS SOMOS CLUB SOMOS
 
 
 
Síguenos en:
Actualidad SOMOS /Blog
facebook   twitter
 

Todos SOMOS es una revista que trata los más diversos temas del ámbito personal, social y familiar desde el punto de vista de la psicología, exponiendo con un lenguaje claro y conciso cuáles suelen ser las causas y las soluciones más habituales para la problemática tratada en la actualidad.

En estas páginas podrás ver las portadas de todos los números aparecidos hasta el momento, así como sus índices y una serie de artículos seleccionados para que puedas apreciar el contenido general de la publicación.

Todos SOMOS desarrolla temas de salud, relaciones, educación, cultura, ocio y calidad de vida

 
 
Número 24
Número 23
Número 22
Número 21
Número 20
Número 19
Número 18
Número 17
Número 16
Número 15
Número 14
Número 13
Número 12
Número 11
Número 10
Número 9
Número 8
Número 7
Número 6
Número 5
Número 4
Número 3
Número 2
Número 1
 
¿Quieres
contarnos algo?
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Equipo Directivo
Editora y Directora:
Mª Carmen Álvarez González
Subdirectores:
Antonio P.Pérez Jiménez
Isabel Vázquez Salinas
 

NÚMERO 12
DIMENSIONES: 15x21cm.
PÁGINAS: 52
PRECIO: 4,5 €

 

NÚMERO 12
SUMARIO
Cerebro y conducta
El autismo: El grito del silencio
Autismo y cerebro
Educación
¿Cómo influye la músíca en la salud?
La músíca, de la infancia a la vida adulta
Entrevista
Santiago de Santiago
Vértices
Otros ángulos de la salud mental
La enfermedad mental
Actualizando los psicofármacos
Experiencias vitales
Memorias (3)
Toda una vida de sentimientos (Fin)
Relaciones
Mi Pareja está rota. Soluciones
La voz del lector
Preguntas y respuestas
Selecciones breves
Cultura y ocio
La biblioteca
Encuentros
Ser alguien. Ser algo
Generaciones
No te rindas ante la dificultad, tú puedes
Sexualidad
Tras la ruptura amorosa, la sexualidad sigue ahí
Calidad de vida
Habitar el cuerpo que somos. Rolfing© movimiento

 
 
 
 

No te rindas ante la dificultad, TÚ PUEDES
Cristina Domínguez Balabasquer. Psicóloga clínica. Terapeuta. 

La rehabilitación psicosocial se ha convertido en un elemento clave de atención en la población enferma mental crónica y a la vez es un instrumento para mejorar la autonomía y competencia de estas personas y favorecer la integración social.
Años atrás, a todos los enfermos mentales se les aislaba en centros hospitalarios, y por consiguiente se les apartaba todavía más de la sociedad, la familia y su entorno. Hoy en día existe el soporte comunitario, es decir, una red organizada y coordinada a nivel local de servicios y personas para asistir y apoyar a estos individuos con enfermedades mentales. Esta organización tiene un gran abanico de profesionales que planifican, organizan y coordinan los servicios de psiquiatría, rehabilitación y soporte social, que son necesarios para ayudar a mantener y funcionar en la comunidad, del modo más integrado y autónomo posible.
Este sistema lleva a cabo, primordialmente:
· El descubrimiento del enfermo mental.
· Atención y tratamiento.
· Atención en crisis y hospitalización.
· Alojamiento y atención residencial: mini residencias, pisos supervisados...
· Rehabilitación psicosocial.
· Rehabilitación laboral y apoyo a la inserción en el mundo del trabajo.
·
Educación y apoyo a las familias.
· Monitorización y seguimiento individualizado en la comunidad

El desempleo y las dificultades para acceder al mundo del trabajo, son una característica que sufre el colectivo de enfermos mentales. Los centros de rehabilitación laboral sirven para preparar a estos enfermos a acceder al mundo del trabajo y apoyar su reinserción laboral.
Existen programas individualizados para la rehabilitación laboral en los que se combinan actividades de orientación vocacional, recuperación de hábitos básicos de trabajo, entrenamiento en habilidades para poderse ajustar al entorno laboral, búsqueda de trabajo...

Dar la oportunidad de hacer lo que son capaces de hacer
Existe la tendencia creciente a admitir que la presencia de un enfermo mental, en el seno de la familia, puede constituir una carga muy pesada, una tensión emocional... e influir, desfavorablemente, en el bienestar y la eficacia social de toda la familia.
Se han hecho estudios de cómo y cuándo se producen estas anomalías, pero no se hace hincapié en... las dificultades que los enfermos, o sus familias, encuentran en el campo de la adaptación social.
La necesidad de información es muy grande. Puesto que, para organizar una asistencia adecuada de los servicios de salud mental, ya es un gran problema; y no podemos dejar a parte el criterio de poderle atender en el seno del propio hogar, ya que habría que desechar, de una vez, que hay que proteger a la sociedad contra estos enfermos.
Creo que se debe considerar en todas sus dimensiones el significado autorrealización personal; esto significaría dejarles hacer; enseñarles comportamientos sociales, habilidades de autonomía personal, no de sustituirles, infravalorándolos en sus capacidades y su persona.
Toda educación bien orientada debe permitirles alcanzar una madurez física, psicológica y conceptual suficiente para realizar un trabajo en las mejores condiciones posibles.
Los enfermos mentales pueden ser, en su gran mayoría, capaces de realizar algún trabajo, dependiendo del grado de deterioro que presente su enfermedad. Lo que ya no es tan frecuente es que sean capaces de integrarse en el ambiente de trabajo normal. La exigencia de productividad y competencia que normalmente exigen todas las empresas les dejaría al margen. Por eso es importante no desatender, en ningún momento, el tratamiento adecuado para cada uno de los casos.
Cuando se pretende que el sujeto enfermo sea capaz de trabajar, conviene recordar que el trabajo puede simplificarse de tal manera que casi cualquiera puede participar en él. Son las conocidas "cadenas de producción" que consisten en descomponer un trabajo a operaciones simples, tales como: colocar un capuchón, una pieza, apretar una tuerca... Estructurando las tareas para poder acercar el trabajo al sujeto, en los diferentes niveles de discapacidad que se puedan dar.
Cuando no es posible incorporarse al trabajo, dentro del ámbito laboral normal, esto sería la verdadera integración social, existen otras alternativas:

Por el contrario, los enfermos mentales, desde el grado que se lo permita su situación, deben desarrollar todos los aspectos de su personalidad en la misma sociedad, conforme a sus capacidades.

Primero serían los centros especiales de empleo, en los cuales se exige un rendimiento productivo, luego reciben un salario legal y participan de los derechos y deberes de todo trabajador. Los centros especiales deben tener una organización minuciosa y muy estudiada para poder competir en el mercado libre, con sus productos.
Los centros ocupacionales deberían ser un paso intermedio entre el fin de la formación profesional y el trabajo remunerado. Todo ello válido para toda aquella discapacidad que lo permita, a la vez que se realiza el seguimiento del correcto tratamiento para el trastorno mental que presente. Siempre es preferible un centro ocupacional, que quedarse aislado e inactivo en su casa, lo que a la larga es perjudicial para el trastorno psicológico y peor para el intelectual.
Otra vía de integración social es la participación en una empresa familiar, esto indica que existe una verdadera aceptación de la "persona" y de sus problemas, por parte de los padres y hermanos, que no todo el mundo es capaz de afrontar.
Cada caso de enfermedad mental requiere un tratamiento específico, pero llegar a cubrir estos objetivos sería, dentro de lo posible, lo más idóneo. Aunque somos conscientes que no todas las situaciones lo permiten.