EDICIONES SOMOS POESÍA NUEVA PSICOLOGÍA TODOS SOMOS CLUB SOMOS
 
 
 
Síguenos en:
Actualidad SOMOS /Blog
facebook   twitter
 

Todos SOMOS es una revista que trata los más diversos temas del ámbito personal, social y familiar desde el punto de vista de la psicología, exponiendo con un lenguaje claro y conciso cuáles suelen ser las causas y las soluciones más habituales para la problemática tratada en la actualidad.

En estas páginas podrás ver las portadas de todos los números aparecidos hasta el momento, así como sus índices y una serie de artículos seleccionados para que puedas apreciar el contenido general de la publicación.

Todos SOMOS desarrolla temas de salud, relaciones, educación, cultura, ocio y calidad de vida

 
 
Número 24
Número 23
Número 22
Número 21
Número 20
Número 19
Número 18
Número 17
Número 16
Número 15
Número 14
Número 13
Número 12
Número 11
Número 10
Número 9
Número 8
Número 7
Número 6
Número 5
Número 4
Número 3
Número 2
Número 1
 
¿Quieres
contarnos algo?
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Equipo Directivo
Editora y Directora:
Mª Carmen Álvarez González
Subdirectores:
Antonio P.Pérez Jiménez
Isabel Vázquez Salinas
 

NÚMERO 15
DIMENSIONES: 15x21cm.
PÁGINAS: 52
PRECIO: 4,5 €

 

NÚMERO 15
SUMARIO
Cerebro y conducta
Amor y sexo, en el corazón del cerebro
El primer amor
Educación
Educar en la diversidad
Entrevista
José Luis Pinillos
Vértices
Fin de semana
Relaciones
Psicología del bienestar
Experiencias vitales
Memorias de guerra (6)
Si... ¿Existimos?
Encuentros
Grupo Luria
Un compromiso contigo mismo
Trofeo
Selecciones breves
Cultura y Ocio
Xacobeo 2004
La biblioteca
Generaciones
La inmigración necesaria
Sexualidad
Amor y sexualidad madura
Calidad de vida
Vivir la PNL
La Reflexología Podal

 
 
 
 

La INMIGRACIÓN necesaria
Manuel Parras Nieto. Sociólogo 

España, junto a un grupo de naciones - casi todas europeas - que se encuentran en una situación semejante, necesitará alrededor de 12 millones de inmigrantes hasta el año 2050, según un estudio de la División de Población de Naciones Unidas. Alrededor de unas 240000 personas al año, en vez de las 30000 que han ido entrando, en nuestro país, de formal legal.

El motivo: La población de nuestro país tiende a reducirse y envejecer rápidamente, debido a que las parejas españolas tienen cada vez menos hijos.

Las parejas tienden a tener menos hijos por varios motivos: En la mayoría de las parejas, las mujeres son trabajadoras o están en expectativa de trabajo; se casan más tarde, ven insegura su situación económica...
En España, la previsión de hijo por mujer (llamada tasa de fecundidad) es la más baja del mundo; las últimas estadísticas que indican un ligero aumento, la colocan en 1,3. Lo que no sirve ni siquiera para mantener la población actual. Esto es un dato a tener muy en cuenta, pues afecta a la estructura de edad de la población. Por tanto, la población disminuirá y la media de edad de los españoles aumentará. En un futuro cuando los niños actuales se hagan adultos, tendrán que afrontar la carga de pagar las pensiones y el gasto social de un gran número de personas mayores que dependerán económicamente de ellos.
Una de las soluciones más factibles, para frenar el descenso de la población y equilibrar la proporción entre trabajadores y jubilados, es abrir las puertas a la inmigración pero de una manera controlada y con voluntad de integración, para que esa acogida de población foránea no cree fuertes tensiones sociales.
Supone un cambio de mentalidad ante los inmigrantes que sustituya las percepciones de desconfianza actual. No hay que olvidar que esta tierra vio como muchos de sus habitantes tenían que emigrar, hacia otros países de Europa, para encontrar un trabajo que aquí no conseguían. La cifra de españoles que viven fuera es aproximadamente de 2,3 millones, lo cual supera con mucho a los extranjeros residentes. Ahora ve como llegan miles de inmigrantes atraídos por la necesidad de mano de obra. Sin sus familias, sin apenas dinero y sin documentación, llegan a España y a la Europa rica, de la que han oído hablar o han visto por televisión. Vienen, la mayoría de ellos, en edad laboral activa y, unos con mejor formación que otros, pero sin que dicha formación haya supuesto gasto alguno a los estados receptores.
Buscan principalmente acreditación legal, un empleo y una forma de ganarse la vida que les permita mejorar su situación e, incluso, mandar dinero a sus familiares que permanecen en sus países de origen. Pero, en casi todas las ocasiones, su llegada hasta aquí es complicada, a veces hasta peligrosa; y en la mayoría de los casos, a su llegada no encuentran el sueño que en sus percepciones tenían.
Tenemos que cambiar la mentalidad materialista europea sobre la inmigración, donde sólo se admiten inmigrantes cuando peligra nuestro bienestar. Hay que cambiar hacia una mentalidad más humanitaria y solidaria. Tenemos que convencernos de que, cada vez más, todos necesitamos de todos. Convencernos de que la gran mayoría busca en nuestro país un trabajo que les permita vivir y les facilite desarrollar un proyecto de vida con ilusión, dentro de una nación que prosperará con sus esfuerzos. Si hay excepciones también hay medios para detectarlas.